martes, 2 de agosto de 2011

El Ciclo Solar Personal y el Análisis DAFO (1ª parte)

(MARTES 2/8/2011) En mi cátedra de Recursos Humanos, al explicar el Ciclo del Empleo, que el profesor norteamericano Michael Nash (creador del concepto) define como el conjunto de actividades que realiza la empresa para gestionar al personal desde el momento en que es convocado, hasta el momento en que se desvincula de la organización, siempre señalo que para efectos de la selección del personal, no contamos con ningún instrumento más valioso que la interpretación astrológica de la Carta astral o Carta natal de los postulantes que se presentan a una convocatoria de personal, ya que una correcta interpretación de la carta astral siempre coincide con el mejor y más sofisticado perfil personal y laboral que pueda efectuar cualquier profesional de la Psicología. Esto ha hecho que surja una aplicación de la Astrología que muchos astrólogos trabajamos y que llamamos Psicoastrología.

La razón de esto es muy sencilla: una carta natal es un mapa personal en el que se registran la conjunción de energías que nos define como individuos y que los astrólogos, gracias a la ciencia de la Astrología, podemos interpretar. Visto de este modo, la interpretación de una carta natal es, en esencia un análisis DAFO, es decir un instrumento que nos proporciona el autoconocimiento o el conocimiento de otras personas de un modo cabal.

A fin de situar a nuestros lectores que no estén familiarizados con el conocimiento administrativo, el análisis DAFO es un instrumento cuyo origen se remonta a la la década de los sesenta y que habría surgido (utilizo el condicional por que conozco hasta dos versiones acerca de su origen) como producto de la investigación de un grupo de académicos norteamericanos dirigidos por Albert Humphrey a quienes la prestigiosa revista de negocios Fortune, encargó investigar cuáles eran las razones que permitían a las empresas que eran líderes en rendimiento económico y financiero, mantenerse de manera sostenida en ese nivel.

La conclusión a la que llegaron estos académicos fue que todas las empresas, sin saberlo explícita ni conceptualmente, poseían un desarrollado autoconocimiento organizacional y estratégico; conocimiento se sustentaba en cuatro grandes pilares:

1. Conocimiento de sus Debilidades
2. Conocimiento de sus Amenazas
3. Conocimiento de sus Fortalezas y
4. Conocimiento de sus Oportunidades

Es decir que las empresas a las que tenían mejores resultados en sus negocios y en sus respectivos sectores industriales, eran aquellas que intuitivamente aplicaban el análisis que primero fue bautizado con las letras iniciales en inglés de los conceptos clave (SWOT analysis) de lo que en nuestra lengua llamamos Análisis DAFO.

Exactamente esto es lo que nos proporciona la correcta interpretación de nuestra carta astral. Entendiendo que las Fortalezas y Debilidades están vinculadas con nuestra naturaleza y por lo tanto son intrínsecas; y las Oportunidades y las Amenazas son externas y se vinculan con aquellas experiencias que como Karl Gustav Jung señaló, se nos presentan como destino para tensionar nuestros conflictos internos, unas veces; o para aprovechar las facilidades que también a modo de destino se nos suelen presentar, decimos nosotros. Esto último se llama buena suerte y cada vez son menos quienes la aceptan por que se sienten artífices absolutos de sus logros, sin aceptar que muchas veces son factores externos los que los llevan a conseguir sus objetivos.

Los Tránsitos del Sol y su relación con nuestro DAFO personal

Si consideramos que el Sol es la luminaria más importante del sistema y el eje a partir del cual realizamos toda interpretación astrológica (recordemos que es la posición del Sol al momento de nuestro nacimiento el que determina nuestro signo zodiacal), resulta obvio que el tránsito o desplazamiento a lo largo del año sea esencialmente importante para que nuestras debilidades y amenazas se vean subrayadas o soslayadas, haciendo también que nuestras fortalezas y oportunidades se nos presenten de un modo más o menos visible.

Ciertamente no pretendo afirmar que la interpretación de los tránsitos se reduzca sólo al desplazamiento solar, ya que como sabemos es igualmente importante el desplazamiento de los otros planetas; lo que trato de anotar en este artículo es la importancia que tiene conocer el impacto que puede tener la posición del Sol en tránsito en relación con nuestro Sol natal; es decir con la posición que tenía el Sol en el momento de nuestro nacimiento.

El recorrido que realiza el Sol cada año para volver al punto exacto en que se encontraba en el Zodiaco: en el día, la hora y el lugar de nuestro nacimiento, es lo que llamaremos Ciclo Solar Personal (CSP); que no debe confundirse con el Ciclo Solar, que dura 28 años, que se establece en función del calendario juliano y la posición del Sol en el tiempo con relación el primer día del año. Cuyo cálculo y explicación no es materia de este artículo.

Tampoco debe confundirse con la Revolución Solar, que es la carta del Cielo que levantamos los astrólogos en ese mismo instante en el cual el Sol en tránsito vuelve al mismo grado y minuto del Zodiaco en el que se encontró al momento del nacimiento de una persona, una empresa, una nación o un gobierno. Estas cartas que llamamos Revoluciones Solares, nos permite predecir las características y los eventos más importantes que tendrá el nativo a lo largo del año que inicia el día de cada cumpleaños, aproximadamente, ya que no siempre es exacta esta coincidencia.

De modo que el Ciclo Solar Personal es una de las llaves más relevantes para el conocimiento y el autoconocimiento. La pregunta que tendríamos que hacernos es. ¿Qué podemos divulgar del CSP que sea posible hacerlo y que pueda de un modo práctico servir a nuestros lectores y seguidores? Realmente muy poco o lo esencial, depende como miremos aquello que vamos a divulgar. Para explicarlo mejor: en un año el Sol establece una serie de acercamientos y contactos zodiacales con la Luna y el conjunto de planetas del Sistema Solar, claro está también consigo mismo con relación a su ubicación al momento de nuestro nacimiento, además del acercamiento y los contactos con los ángulos más importantes de la carta astral de una persona, como son: el Ascendente, el Medio Cielo, el Descendente y el Fondo de Cielo, en orden de importancia en el que lo acabamos de presentar.



De todos los acercamientos y contactos posibles, que acabamos de referir, en este artículo sólo podemos ocuparnos de los que el Sol tiene en el Zodiaco consigo mismo. Ya que éstos se pueden calcular en función de la fecha de nacimiento y lo puede realizar cada lector con este único dato. Ocuparnos de los otros acercamientos y contactos, nos resulta imposible ya que para ello tendríamos que tener la fecha y hora exacta de nacimiento de la persona, para levantar su carta natal y sobre esta base determinar el CSP completo del consultante. En la segunda parte de este artículo desarrollaremos los acercamientos y contactos del Sol en tránsito, con relación a nuestro Sol natal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

"El CSP y el Análisis DAFO (2ª parte) "

"El CSP y el Análisis DAFO (3ª parte)"

"El CSP y el Análisis DAFO (4ª parte)"