miércoles, 20 de febrero de 2019

La importancia de recibir el Sol cuando vuelve a la posición que ocupaba cuando nacimos


Este artículo está dedicado a la memoria
de mi madre: Emma Inés Villalobos Cuenca
(abril 1926 - noviembre 2018)
quien me alumbró un día
cuando el Sol transitaba
por el primer grado de Piscis.
Siempre estarás en mi mente y en mi alma
querida Madre.



(MARTES 19/2/2019) El Sol desde que el hombre observó el cambio de su luz por la luz de la Luna, ha sido asociado con la vida, la seguridad por la luz que nos proporciona, con el renacimiento  y también con el cambio de las estaciones. 


La salida del Sol por sí misma es relevante, anuncia un nuevo día, viste de color los campos, el mar y las ciudades, nos provee la energía y el calor que necesitamos para movernos, pero también nos  proporciona la visibilidad sobre las cosas y el mundo de un modo único e inimitable.

Por esto mismo en todas las culturas, las antiguas  y también las actuales, se recibe al Sol cuando se inicia el solsticio de verano, entre el 21 y el 22 de junio, que es el día cuando el Sol se encuentra sobre el Trópico de Cancer e ingresa al signo del Cangrejo.

Para hablar solo de dos culturas de esta parte del mundo, en el mundo andino quechua se recibe el Sol a través del Inti Raymi (fiesta del Sol), una ceremonia en la que se reconoce y agradece todos los dones que proporciona el astro rey a la vida y la supervivencia de la comunidad, celebración que también alcanza a la Pacha Mama (la madre tierra) que es reconocida como otra importante fuente de vida, proveedora de los alimentos y los nutrientes  necesarios para la supervivencia.

Algo similar sucede en la cultura aimara  con el Wilkakuti (retorno del Sol) que se celebra en las mismas fechas, con ofrendas al dios Inti y a la Pacha Mama en diversas localidades del altiplano boliviano, el sur de Perú y en la  región aimara de Chile.


 El recibimiento del Sol personal

Muchas son las personas conscientes de la importancia que tiene recibir el Sol el 21 y el 22 de junio, pero son muy pocas las que saben que cada año pueden hacer su propio tributo al Sol, es decir que pueden recibirlo cuando éste retorne al mismo lugar en el cual se encontraba al momento en que nacieron.

Si una persona nace el 15 de enero su Sol transitaba por el grado 24 de Capricornio en el momento en que fue alumbrado, si nació el 11 de enero como mi padre, fue alumbrado cuando el Sol transitaba el grado 20 de Capricornio y si nació el 20 de abril como mi madre, entonces su Sol se encontrará en el grado 29 de Aries, coqueteando con el grado cero de Tauro.

Esta realidad nos lleva a comprender que cada año el día de nuestro cumpleaños -en algunos casos un día antes- el Sol vuelve a ocupar el mismo grado en el que se encontró en el momento en que nacimos, evento al cual los astrólogos denominamos Revolución solar o retorno del Sol (Wilkakuti en aimara).

Esta ocurrencia anual es de suprema importancia para todas las personas, ya que con el retorno del Sol, como lo hemos señalado líneas arriba, se renueva nuestra energía y se da inicio a un nuevo capítulo en nuestra biografía.

Tomar conciencia del nuevo capitulo de vida que iniciamos cada cumpleaños nos ayuda a entender las ocurrencias fastas y los desafíos que nos presenta cada año de nuestra vida. Por ello los astrólogos levantamos la carta anual o carta de la revolución solar de nuestros clientes, para ayudarles a entender y a encarar el año de vida que comienzan el día de su cumpleaños.




¿Podemos recibir nuestro Sol de una manera efectiva?

 Si entendemos la efectividad como la suma de la eficacia y la eficiencia, es decir: la suma de tomar decisiones correctas, con el mayor ahorro posible de recursos al momento de ejecutarlas, debo decir que sin duda alguna si es posible recibir nuestro Sol de manera efectiva. Hacerlo implica ser consciente del exacto retorno del Sol al grado en el cual se encontraba en el momento en que nacimos, es decir la hora exacta en que el Sol llegará a nuestro grado natal.

Si tomamos como ejemplo la revolución solar del presidente francés Emanuel Macron que se inició el 21 de diciembre de 2018, asumiendo que recibiera su cumpleaños despachando en el Palacio del Eliseo, el retorno de su Sol se habría verificado a las 9:30 de la mañana (hora de París). Comentario aparte -por no ser materia de este artículo- ojalá que por el bien de Francia y por su propio bienestar, el presidente Macron no haya recibido su cumpleaños en la capital francesa. Léase: "La Revolución solar, la casa XII y los 20 años de soledad interior. ¿Por qué la Casa XII es tan especial en la carta natal y en la Revolución solar? (2ª Parte)"




A las 9:39 del 21 de diciembre entre 10 y quince minutos antes y después Emanuel Macron podría haber recibido su Sol y desde las 9:39 de la mañana, hasta las 9:39 del 22 de diciembre hubiera podido proyectar su nuevo año de vida que se habrá de prolongar hasta las 15:36 horas del 21 de diciembre de este año.








Apuntes a modo de conclusiones preliminares


  1. Los hombres desde tiempos inmemoriales reconocemos el Sol como fuente de vida energía y calor; reconocimiento que realizamos de una manera general y abstracta.
  2. Las culturas con mayor conocimiento astronómico y astrológico, desde siempre reciben el Sol cuando se verifica el solsticio de verano (21- 22 de junio), como el inicio de un renacimiento vital y existencial.
  3. En la cultura popular del mercadeo y el marketing global todos los años recibimos el año nuevo, fecha que solo tiene relevancia para aquellas personas que nacieron teniendo al Sol en el grado 9 o 10 de Capricornio (dependiendo del año de nacimiento).
  4. Si estas evidencias apuntan al reconocimiento de que el Sol es muy importante en la vida de todos, por qué no nos decidimos a vivir de manera más consciente y recibimos nuestro Sol cuando éste retorne a su posición natal.
  5. En la segunda parte de este artículo explicaré el ritual que se debe seguir para recibir nuestro retorno solar de una manera efectiva.






miércoles, 9 de enero de 2019

El mensaje de Saturno para estos dìas

(MIÉRCOLES 9/1/2019) Desde el lunes 7 y hasta el lunes 14 de enero, Saturno el antiguo cronocrator (el marcador del tiempo de la antigüedad) se encuentra transitando por el grado 12 de Capricornio, es decir se encuentra en su casa celeste influenciando directamente a los nativos del signo del macho cabrío, especialmente a los que celebran su cumpleaños entre el 2 y 3 enero.

El desafío que plantea este transito para estos nativos es tan importante que se verifica cada 29 años -aproximadamente- y tratándose Saturno del lado oscuro de nuestra personalidad, sin duda es una magnifica oportunidad para estructurar o reestructurar la personalidad -depende como se conciba el nativo y del concepto que tenga de sí mismo- de quienes celebraron cumpleaños casi al inicio del 2019.

Este tránsito (conjunción de Saturno con el Sol natal) se presenta generalmente con dos claros indicadores de vida: (UNO) el reconocimiento laboral, profesional o de mercado (tratándose de personas emprendedoras) y (DOS) con el resentimiento, cuando no el resquebrajamiento de la salud, como si se tratara del reflejo inequívoco del esfuerzo  invertido para alcazar el ascenso, el reconocimiento o el éxito de mercado. y lo que les indica este transito es la imperiosa necesidad de equilibrar esfuerzo laboral y cuidado de la salud y estructurar su personalidad no olvidando que el trabajo dignifica, pero en exceso mata.

Recordemos aquí que Saturno tiene una máxima que los japoneses pregonan y reconocen como válida: "No hay rosas sin espinas" de modo tal que el activo privilegiado en el campo laboral y profesional, tiene como contraparte o como lado oscuro el pasivo de la pérdida o cuando menos el resentimiento de la salud.


Del 7 al 14 de enero de este  año serán  días buenos para los nativos de Tauro y Virgo, especialmente para quienes cumplen años el 3 de mayo y el 5 de setiembre, respectivamente, algunos cosecharan frutos de trabajos emprendidos cuatro meses atrás y otros recibirán propuestas de trabajo o negocio que no deben dejar pasar y cuyos frutos verán 120 días después de iniciado el trabajo

Son días de cuidado para los nativos de Cáncer, Libra y Aries, especialmente aquellos que cumplen años el 3 de junio, el 6 de octubre y el 3 de abril respetivamente: pruebas generalmente muy duras, circunstancias adversas que le están indicando que deben cambiar algún aspecto de su conducta consigo mismo y con los demás son algunas contingencias que les tocará vivir y algunas de ellas les puede causar mucho dolor y sufrimiento.  A cuidarse los hermanos nativos de estos tres signos.