lunes, 22 de octubre de 2012

Saturno: un viejo marcador del tiempo (I)

(DOMINGO 21/10) Saturno es desde la antigüedad uno de los planetas que mayores misterios ha guardado. Hasta el 13 de marzo de 1781 cuando Williams Herschel descubrió Urano, el planeta de los anillos era el cronocrator o marcador del tiempo más importante, debido a que era el planeta de mayor órbita y el más alejado del Sol.
Desde esa fecha dejaría de ser el guardián que vigilaba y se convertiría junto a Júpiter en uno de los planetas intermedios del sistema, sin perder ni un ápice de su importancia Astrológica y convirtiéndose en un verdadero gozne celeste en la Psique del hombre, gracias al cual somos capaces de internalizar las influencia macro y poderosas de los planetas transpersonales  o planetas exteriores (Urano, Neptuno y Plutón) y los planetas micro o personales como lo son Mercurio, Venus, Marte; así como las luminares el Sol y la Luna que -en el sistema astrológico- son los ejes de mayor importancia.

El Saturno Astronómico
Saturno en el sistema solar es el planeta que ocupa el sexto lugar de distancia respecto del Sol. Lo anteceden, en este orden: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y Júpiter. Debido a su apariencia marcada por la presencia de sus anillos que parecieran protegerlo de cualquier eventualidad proveniente del mundo exterior, Galileo -que en 1610 fue probablemente uno de los primeros astrónomos en observarlo- solía adornar a este planeta con grandes orejas, mientras que otros especulaban con la presencia de  asas a sus costados, como si se tratara de un cesto.
Será en 1659 cuando el físico y astrónomo holandés Christiaan Huygens, resolverá el enigma de la apariencia de Saturno al señalar que: “el planeta estaba rodeado por un ligero anillo que no tocaba el astro en ningún punto y que estaba inclinado con respecto a la eclíptica”.
Inicialmente se pensó que el disco estaba formado por material sólido, sin embargo esta idea habría de perder validez cuando Pierre-Simon de Laplace, demostró en 1785 que aquel disco que rodeaba a Saturno, sólo podía mantenerse en órbita, si estaba en rotación. Señalando además que  el disco debía estar dividido en anillos lo bastante estrechos para que se cumpliera con la Tercera Ley de Kepler que señala: “Los cuadrados de los tiempos de las revoluciones planetarias son proporcionales a los cubos de los semiejes mayores de las órbitas”. Ley que permite expresar todas las distancias de los planetas al Sol teniendo una sola, pues permite construir un modelo a escala del sistema solar y explica además porque los planetas que están más lejos del Sol tardan más en recorrer sus órbitas que los planetas que están más cerca.
Esta presunción se corroboraría después –a finales del siglo XIX- gracias al Efecto Doppler, que permitió descubrir que los anillos interiores giran alrededor de Saturno en menos de seis horas, mientras que los anillos del borde exterior lo hacen 14 horas. Aquí algunas de las cifras más importantes del Saturno astronómico.

Saturno Astronómico en cifras[i]
Inclinación de la  órbita respecto  a la Eclíptica
2,488°
Inclinación del Ecuador en la órbita.
26, 7º
Elementos orbitales derivados
29a 167d 6,7h 
9672,4 m/s
23
Características físicas
5,688 (1026 kg )
8,27 (1027 c)
Densidad  media
0,69 g/c
9,05 m/s²
Periodo de rotación   (H solares medias)                 

Ecuatorial
10,233 
26,73°
0,47
Características atmosféricas
1,4·105 Pa
Cuerpo celeste
Anterior
Siguiente


Artículo Relacionado:
Saturno: un viejo marcador del tiempo (II)
______
[i]  FUENTES:
·         Atlas del Cielo, Obra multiautoral (con el asesoramiento científico de Fabrizio Mazzucconi). SUSAETA EDICIONES S.A. Madrid (sin fecha de edición visible)
·         COSMOS, Carl Sagan. Editorial Planeta. Barcelona, Décima edición, 1988
·         WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Saturno_(planeta)  (plantilla, hipervínculos y parte de la información)